Inicio Deportes Derrota en Montilivi

Derrota en Montilivi

Primer partido para Fran Fernández en su regreso al banquillo alfarero; un encuentro para el que el técnico almeriense alineó a Dani Jiménez, Gorosito, David Fdez, Laure, Forniés, Juanma, Aguilera, Zarfino, Juan Hdez, Arribas y Asencio. Por su parte, el técnico local dispuso sobre el verde a Juan Carlos, Bernardo, Baena, Valery, Aleix García, Juanpe, Pablo Moreno, Nahuel Bustos, Terrats, Santi Bueno y Arnau.

Comenzó el encuentro en Montilivi con un Alcor que presionó mucho y bien la salida de balón rival; muy intenso en cada acción y buscando, con rapidez, su oportunidad. Así, Laure dispuso de un gran centro al inicio del encuentro buscando a Juan Hernández al segundo palo sin fortuna o, a los pocos minutos, Juanma Bravo inició una contra magistral que a punto estuvo de materializar Arribas que finalmente envió el esférico alto. Se notó a un Alcorcón confiado, intenso, con ganas de buscar y rebuscar su oportunidad frente a un rapidísimo Girona que intentó, con sus ocasiones, llegar a la portería de Dani Jiménez sin fortuna, bien por el propio cancerbero, bien por el buen rigor defensivo y el gran repliegue del equipo. El Alcorcón siguió buscando su oportunidad con rapidez por bandas o por mediación de Juanma; en esta ocasión, en el minuto 29, sería por mediación de Juan Hernández que, en su conexión con Arribas, filtró un gran pase para el de Parla pero su disparo lo tapó Juan Carlos. Siguió el Alcor erre que erre en su afán por llegar a la portería contraria y sería un saque de esquina de Juan Hernández, con preciso remate de Gorosito, quien obtuvo el premio en la primera mitad. Gol del Alcor en el minuto 30; gol a la perserverancia, a la intensidad y a la lucha.

Un gol (0-1) con el que ambos equipos se marcharon al tunel de vestuarios en busca de una segunda mitad.

En la segunda mitad, Michel sustituyó a Nahuel por Stuani, el autor de los tres goles gerundenses del encuentro; pero, previo a ello, habría una perfecta intervención de Dani Jiménez para librar a su equipo del empate; una estirada perfecta para evitar el empate en el 48. Tras ello y con Stuani sobre el verde, los de Michel supieron sobreponerse al gol amarillo y buscaron la portería amarilla con ahínco; fruto de lo cual llegaron los tres goles del delantero gerundense, en los minutos 53, 61 y 65; doce minutos que cambiaron el devenir de un encuentro donde el Alcorcón había luchado mucho y con mucha intensidad. Tras los goles de Stuani, los alfareros trataron de reponerse sin fortuna para sus intereses. Un partido donde el Alcor peleó y luchó con mucha intensidad, especialmente, en los primeros 45 minutos. Toca levantarse, analizar y seguir el camino porque la próxima parada es este domingo a las 14 h frente a la SD Amorebieta.

Artículo anteriorPautas de autonomía en la etapa de Educación Infantil
Artículo siguienteOperación kilo
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos.