Inicio Deportes Entrevista con Iván Bravo, Presidente de la A.D. Alcorcón

Entrevista con Iván Bravo, Presidente de la A.D. Alcorcón

El presidente de la A.D. Alcorcón, Iván Bravo, conversó con los capitanes antes del partido frente a la U.D. Ibiza y aprovechó para repasar el momento actual del club y lanzar un mensaje de apoyo a plantilla y cuerpo técnico.

P Buenos días, lo primero, y quizás más relevante en este momento para la familia alfarera…  ¿Qué valoración hace del momento actual del equipo?

R –         Buenos días.  La valoración es que estamos, sin duda, en un momento de dificultad, como equipo y como club, que confiábamos y deseábamos no tener en este primer tramo de temporada después de lo que sufrimos la campaña pasada. 

Después de tener que remar contra corriente desde el inicio hasta la última jornada la temporada pasada, teníamos la ilusión de comenzar con cierta tranquilidad de resultados para poder trabajar desde la serenidad y la estabilidad del proyecto.  Para ello, volvimos a hacer este verano un esfuerzo económico al máximo de lo que nos permite LaLiga por nuestro tamaño y masa social para reforzar la plantilla y mantener al cuerpo técnico.

Pero en el fútbol en general, y en especial en nuestra categoría, pocos detalles pueden determinar resultados y dinámicas, y nos volvemos a ver en una situación que obliga a buscar esa estabilidad bajo presión y con obstáculos. Aun así, no bajamos los brazos ni los vamos a bajar, y estoy convencido de que, entre todos, vamos a revertir esta situación actual y convertir en puntos el fruto del trabajo diario.

P ¿Está siendo el proyecto ADA que esperaban al llegar a la propiedad?

R –         Desde que llegamos el primer día, hace ya algo más de 2 años, hablamos con honestidad y humildad de construir un proyecto a largo plazo, a intentar crecer el club con pasos firmes y constantes para representar con dignidad, tesón y complicidad a la ciudad de Alcorcón. 

Cuando nos reunimos por primera vez en Bélgica con la anterior propiedad, les explicamos que era importante para un club como la ADA tener un vínculo local, y les pedimos que nos cedieran el testigo para intentar un proyecto diferente. A nivel personal, yo he pasado gran parte de mi infancia entre Móstoles y Alcorcón, donde vivían mis tíos, mis primos y mis abuelos.  He vivido muchos momentos mágicos de mi juventud entre Retamas y Santo Domingo, y he visto desde niño a Alcorcón crecer y expandirse hasta la misma calle Nazaret de Móstoles, donde anteriormente solo había un enorme descampado entre las dos poblaciones.  Alcorcón es parte de mi vida desde hace muchos años.

Este proyecto que soñamos para la ADA, quizás ingenuamente, pasa por intentar competir en igualdad de condiciones con clubes con más historia, más afición, mayores estadios e infraestructuras y más capacidad de generar ingresos para así crecer el proyecto deportivo.  Por supuesto, todo gira alrededor de competir lo mejor posible en el terreno de juego.

P – ¿Y qué balance hace del proyecto deportivo, tras dos temporadas y ahora que se ha iniciado la tercera de manera irregular?

R –         Pues una mezcla de resultados, pero con la convicción de que intentamos siempre trabajar con la mejor de las intenciones y con muchísima dedicación, y de que los momentos difíciles solo los superamos cuando nos remangamos todos para achicar agua. 

La primera temporada, la 19-20, terminamos en un meritorio 10º puesto con Fran Fernández, recién aterrizados y con la dirección deportiva realizando más de 10 incorporaciones en tiempo récord. 

La segunda temporada, la 20-21, conseguimos mantener la categoría en un año donde nos pasó de todo en forma de pandemia, lesiones e infortunios, pero llegando a buen puerto el último día gracias al esfuerzo titánico de la plantilla, que aún golpeada, nunca dejó de luchar y trabajar, y a la fe y alma del cuerpo técnico encabezado por Juan Antonio Anquela. 

De inicio soñábamos con dar un pasito hacia arriba en vista a los resultados del año anterior, con otro esfuerzo económico importante desde el club para fichajes en verano y en invierno. Trabajamos en construir una plantilla con una buena mezcla de jugadores experimentados y con fichajes jóvenes en propiedad para intentar afianzar un siguiente paso desde la estabilidad y la continuidad.  Muchos de los fichajes fueron peleados con muchos equipos más grandes de la categoría – Juanma, Hugo, León, Gual, Ojeda, Xisco, Nwakali, etc.  Sin embargo, los resultados nos llevaron a un año entero de tremendo desgaste físico, mental y emocional.  Nos tocó mirar con vértigo hacia abajo todo el año.

Tras la jornada 11 cambiamos de entrenador en la búsqueda de cambios de dinámica y resultados y Mere dio paso a Anquela.  Conseguimos salvar la categoría en la jornada 42, después de haber estado en descenso 25 jornadas.  Fue un año muy duro, donde nos volcamos todos con todos, los jugadores con el cuerpo técnico, el cuerpo técnico con los jugadores, el club con los jugadores y el cuerpo técnico, los empleados, la directiva, los aficionados.  Todos alentaron, todos arrimaron el hombro.  Unos días les tocó levantar a unos, otros días al de al lado.  Fue un ejercicio tremendo de fe, generosidad y perseverancia por parte de todos los que forman parte del club.

 

P – Y este año, ¿comienzo difícil también en la 21-22?

R –         Pues nuevamente nos preparamos en verano para ilusionarnos y dar ese pasito hacia arriba, para estar más cerca de lo que fue el primer año que el segundo.  Hemos repetido el esfuerzo económico en la planificación, llegando de nuevo a un límite de inversión en máximos, tanto con cuerpo técnico como con plantilla.  Y nuevamente nos encontramos con una situación desfavorable en el primer tramo de temporada, y con fantasmas del pasado queriendo aflorar desde el inicio.

Como hemos hecho cada año desde que hemos llegado, primero con Fran, después con Mere, y este año con Anquela, en verano se confeccionó una plantilla equilibrada, con la participación de los técnicos en las decisiones. Hemos conseguido adelantarnos a otros clubes en fichajes como los de Juan Hernández, Gorosito, Zarfino, Abdel, Carlos, Asencio, Asier, Forniés.  Conseguimos renovar a Xisco y a los capitanes.

Y como siempre desde que estamos en este proyecto, con una máxima que es innegociable y natural para nosotros con cada entrenador que hemos tenido mientras está en la ADA: volcándonos cada día en apoyar al míster en cuerpo y alma en su día a día para ayudarles a conseguir buenos resultados.

Por desgracia, los resultados iniciales, sumados a esos recuerdos y enorme desgaste de toda la temporada anterior, nos han hecho tomar la decisión de buscar un nuevo rumbo desde el banquillo.  Siempre desde el dolor y la posible injusticia que eso puede generar cuando sucede.  Y en este caso más, al haber sido con alguien tan especial, respetado y querido por todos como el míster, Anquela.

Siempre digo que, de todos los trabajos en el fútbol, el más difícil es el del entrenador.  Son la cabeza visible de los proyectos, para bien y para mal. Tienen que pensar en sacar el máximo rendimiento a la plantilla en conjunto y a cada jugador individualmente.  Tienen que preparar al equipo para competirle al rival cada semana, tienen que lidiar con los resultados y la presión de la clasificación y las posibles dudas y tienen que seguir convenciendo a los jugadores, día sí y día también, para que nadie pare en el camino en los malos momentos.

Para nosotros, por nuestra forma de entender el fútbol, un cambio de entrenador iniciada una temporada es una fatalidad.  Primero, porque significa que los resultados no se están consiguiendo y nos obligan a todos a cambiar planes en mitad del trayecto y sin ninguna certeza de si darán resultado; segundo, porque los cambios significan tener que empezar de cero con una temporada ya en marcha; tercero, porque nos identificamos con las personas con las que convivimos, los días buenos y los días malos.

Pero no nos queda otra que intentar mirar hacia adelante y quiero ser optimista, pensar y estar convencido de que, a pesar de las dificultades actuales, vamos a conseguir cambiar la tendencia, y competir de tú a tú con cualquiera en esta categoría tan complicada.  Si entre todos hacemos sentir al equipo que creemos en ellos y en su trabajo y compromiso diarios, entre todos los que formamos parte de este club – dentro y fuera, vamos a conseguir los resultados de aquí a final de temporada.

Solo pediría, sí así son capaces de sentirlo en algún momento desde la generosidad, que afición y simpatizantes del club, los que acuden al estadio y los que nos siguen desde más lejos, apoyen de principio a fin en cada partido a sus chicos y a su entrenador, Jorge Romero.  Ellos, como cada año, como cada entrenador antes que ellos, lo están dando todo por estos colores.  Si el año pasado se llegó a la permanencia solo el último día a pesar de tener a todos remando en la misma dirección sin desfallecer, transmitiendo energía positiva desde cada rincón de Santo Domingo, no les privemos este año de ese apoyo que es fundamental para darles la fuerza que necesitan en esta travesía.  Sin ello será mucho más difícil conseguirlo.

Yo lo digo siempre, y así lo siento, para mí nuestra plantilla es de las mejores de la categoría, porque además de la calidad que atesoran, son sencillamente los nuestros y se dejan el alma por la ADA y por la ciudad de Alcorcón.  Son gente que no se rinde nunca, que trabajan cada día con un compromiso y una honestidad hacia la profesión tremendas.  Y es por esa fuerza que demuestran, con nuestro apoyo – el de todos, por lo que lo van a reconducir.

 

P – ¿Entiende que la gente esté decepcionada por la salida de Anquela?

R –         Por supuesto, yo también lo estoy, todos en el club lo estamos.  A todos nos gustaría tener una situación más positiva en este primer tramo de liga, disfrutando con el proyecto entre todos dibujado en verano. Para todos era inimaginable que tuviéramos un comienzo de temporada tan difícil.

Pero a veces esa tensión anímica acumulada por un equipo y los resultados de una competición enlazados con un desgaste acumulado por un equipo todo un año te llevan a tomar decisiones complicadas para intentar aportar soluciones, alternativas.

El míster ha sido un referente para todos nosotros en este club, y sabemos que el cambio no garantiza nada.  Y además posiblemente, por lo que el míster significaba para nosotros, a todos nos costó gestionar la salida.  A veces, la desazón y el dolor de una decisión, te condicionan aún más con los que más quieres y aprecias y te bloquea y dificulta más la actuación en situaciones puntuales, posiblemente un poco por todas las partes. A veces, en situaciones así de personales, ninguno encontramos las palabras justas o los gestos más naturales. Supongo que según pasaron las horas y cuando debimos ser capaces de reconducir el momento, el ruido externo nos volvió a condicionar a la hora de buscar conversaciones serenas y cercanas entre todos.  Aprovecho para pedir disculpas en la parte que nos toca y que se pudiera haber gestionado mejor, y por supuesto quiero expresar sinceramente que esta es la casa del míster para lo que quiera, siempre.   

P – ¿Qué esperan de Jorge Romero?

R –         Esperamos que siga trabajando con la misma ilusión, energía y positivismo que vemos cada semana y que en algún momento ese trabajo diario que desempeñan los jugadores, él y su cuerpo técnico se refleje en que el equipo se sienta cada vez más capaz de competir cada partido y de convertir esa competitividad en confianza emocional y puntos. 

P – Otro tema de gran interés para los aficionados es el proyecto de reforma y ampliación de estadio ¿en qué situación se encuentra?

R –         El proyecto de reforma del estadio pensamos que es importantísimo para este club en todos los aspectos.

Desde el punto de vista social es fundamental para que nuestros aficionados dispongan de unas condiciones mucho más cómodas y atractivas, que fomenten una mayor asistencia y masa social.

Desde el punto de vista económico es también importante para que el club pueda acercarse a la generación de recursos de nuestros rivales. Un club como el nuestro supone un esfuerzo económico tremendo, que está siendo aún más gravoso desde el inicio de la pandemia.  Hacemos un esfuerzo económico enorme desde que hemos llegado en compensar posibles pérdidas y seguir invirtiendo.  Pero necesitamos poder generar algo más de recursos propios para ser viables en el futuro.   

En el plano deportivo pensamos que el impacto también sería muy positivo gracias a la capacidad que nos daría para invertir aún más recursos en plantilla y apoyarla con una mayor masa social.

Por último, creemos que la ciudad de Alcorcón también saldría muy beneficiada por el hecho de disponer de un estadio con muchas mejores condiciones y funcionalidades que permitieran su disfrute por un gran número de aficionadas y aficionados al fútbol, pero también por un número mucho más amplio de vecinos en otro tipo de eventos y espectáculos que se podrían albergar, adicionalmente al impacto positivo en muchos negocios locales por el incremento de actividad en Santo Domingo.

Es un proyecto en el que estamos convencidos de que todos salen ganando (aficionados, club y ciudad) y con esa ilusión hicimos la propuesta, ofreciendo una realización con fondos íntegramente del club. Por el momento el Ayuntamiento ha rechazado la propuesta en su configuración actual, pero seguimos deseando trabajar con el Ayuntamiento en un acuerdo sobre un proyecto tan importante y positivo para todos como este.  La ADA es de los equipos más pequeños de toda La Liga, con pocos abonados en relación a los demás, con una masa social mucho más pequeña que la gran mayoría de rivales, unos ingresos muy modestos en comparación con los otros equipos y con unas instalaciones comparativamente desfasadas. Cada año será más difícil competir si no se invierte en mejorar el estadio. En este tema hablamos no solo desde el análisis, sino también desde los sentimientos y pensamos que aficionados, Ayuntamiento y club tenemos una gran oportunidad y debemos ir de la mano.

P – El Ayuntamiento también ha anunciado su intención de sacar a licitación la concesión de uso del estadio. ¿Cuál es la situación actual?

R-           No tengo toda la información exacta, al detalle, al no estar en el día a día de las conversaciones, pero me trasladan desde el club que el Ayuntamiento argumenta que la concesión vigente hay que actualizarla dado que AD Alcorcón es Sociedad Anónima Deportiva desde 2012.

La diferencia de opinión que mantenemos en ese sentido con el Ayuntamiento se basa en las condiciones que reclama para la actualización de la concesión, ya que según todos los estudios e informes publicados en diversos medios son unas condiciones mucho peores que las que aplican todos los demás Ayuntamientos con equipos en LaLiga, tanto en los criterios de cálculo como en el uso de las opciones administrativas que los Ayuntamientos tienen a su disposición.

La concesión del estadio es un factor fundamental para todos los equipos que juegan en estadios municipales. Hemos propuesto al Ayuntamiento que considere y aplique cualquiera de las fórmulas que aplican todos los demás Ayuntamientos con equipos en LaLiga, con criterios de cálculo, compensación y colaboración mucho más favorables en todos los casos que los recibidos hasta el momento. Nuestra posición siempre ha sido la de colaborar y ser constructivos en busca de soluciones, pero desafortunadamente no podemos asumir condiciones que supongan una gran carga económica adicional a la que tienen todos nuestros rivales y que nos condene por tanto a intentar competir en gran inferioridad de condiciones a corto y largo plazo. 

Nuestro deseo es que el Ayuntamiento nos invite a encontrar soluciones equitativas y equilibradas para que podamos seguir soñando con un club más asentado y viable, por y para Alcorcón, de todos y entre todos.

Artículo anteriorInformación para la adquisición de entradas: AD Alcorcón – UD Ibiza
Artículo siguienteAlkor con los niños y niñas de La Palma
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos.